Comunicación corporativa

La comunicación corporativa es fundamental en el funcionamiento, el desarrollo y en la efectividad de una organización. Los contextos empresariales cambian más rápidamente que la capacidad de planificar que tienen las empresas, así que la comunicación corporativa va más allá de los planes de comunicación, de las notas de prensa y de los clippings. Se centra en promocionar el posicionamiento de los activos corporativos, desarrolla la presencia y el poder de interlocución con la sociedad, y, vinculada a la columna vertebral de la organización, asegura los intereses estratégicos.

 

La comunicación corporativa adquiere un relato integrador, que permite combinar los intereses corporativos con los valores sociales y expresa los compromisos de una organización con la sociedad. Para ello, la comunicación va más allá de los productos y de los servicios y conecta directamente con los clientes. También tiene el reto de conseguir un compromiso profesional y de gestionar la reputación relacional, la cual se juega mucho en las redes sociales. Las situaciones cambiantes obligan a una mejor estrategia, que tiene en la innovación un timón sólido, pero las organizaciones deben insistir en entender las necesidades del sector y de la sociedad. Por eso, la empatía y unas buenas habilidades comunicativas permiten desarrollar un método de comunicación eficaz.

Servicios

  • Planes de comunicación
  • Definición de estrategias y acciones de comunicación
  • Comunicación interna: planes y protocolos de comunicación, acciones con empleados y boletinos internos
  • Identidad e imagen corporativa
  • Lanzamiento de productos y servicios
  • Comunicación institucional y RSC
  • Reputación corporativa
  • Notas y comunicados de prensa
  • Clippings
  • Ruedas de prensa y eventos con medios de comunicación
  • Q&A ante periodistas y consumidores
  • Memorias anuales

La manera más efectiva de saber la calidad de la comunicación de una empresa o de una organización es hablando entre los trabajadores y escuchando lo que dicen los clientes. Cada una de esas opiniones y valoraciones subjetivas se van acumulando y permiten sacar conclusiones objetivas sobre lo que se está haciendo bien, lo que se tiene que mejorar y lo que se tiene que cambiar. A través de la comunicación se observa claramente el comportamiento que tiene una empresa. Pero la comunicación no sólo habla de ti, también dice mucho de los usuarios y de los clientes, así como de los que no son. Y sobre todo, te dice el por qué de ello. La gestión de la comunicación es vital, junto con su plan estratégico y de acciones. Por eso, hay que definir definir un proyecto:

ETAPAS DE UN PLAN DE COMUNICACIÓN
  • 01 AUDITORÍA

  • 02 OBJETIVOS

  • 03 ESTRATEGIAS

  • 04 ACCIONES

  • 05 CONTROL

Sin un proyecto, es como estar en un laberinto en el que no encuentras la salida. Vas caminando y vas esquivando los muros. Y así, día a día. Es posible que así ya te vaya bien. Sin embargo, con un buen proyecto, sucede algo extraordinario: a medida que se trabaja la comunicación aparecen migas de pan para salir del enredo, ese parche, y llegar a la meta satisfecho y cumpliendo los objetivos pautados.

ETAPAS DEL PROYECTO
    • Creación y diseño del proyecto
    • Implementación del proyecto

    • Elaboración de un manual del proyecto
    • Tutorización del proyecto

    • Gestión del proyecto
    • Seguimiento y control del proyecto